Accede al área de abonados
Seleccionar centro GO fit

Entrenar para no lesionarse

Este tipo de ejercicios deben ser igual de importantes que el objetivo principal de tu entrenamiento

  • 14
  • ABR

Busca el máximo rendimiento con este entrenamiento.

¡Vive más y mejor con GO fit!

No todo lo que se hace en el entrenamiento es para rendir más. Parte del entrenamiento debe ir orientado a preparar el cuerpo para llevar a cabo esos entrenamientos que nos permitirán rendir más.

La realidad es que no siempre el trabajo de base en categorías menores se ha hecho con un objetivo de prevención y de largo plazo. La consecuencia de ello es que los deportistas llegan a la fase en la que su rendimiento debe ser mayor con problemas que les acompañaran durante toda su carrera deportiva. También ocurre en el deporte popular, especialmente en el running donde el exceso de carrera en atletas poco preparados para soportar cargas les lleva inexorablemente a la lesión.

Es por ello que el entrenamiento debe reflejar, de manera diaria, momentos, espacios, entrenamientos que reduzcan el riesgo de lesionarse.

Entrenar para no lesionarse requiere de un estudio y conocimiento tanto del deporte en si como del deportista en concreto. Es por ello que diferenciamos dos tipos de trabajo:

PUNTOS DÉBILES: músculos, tendones, articulaciones, ligamentos… que se sobrecargan de manera habitual en el deportista, sea por lesiones anteriores, operaciones o vicios adquiridos y que ya no es “rentable” modificar. Existen puntos débiles comunes a una práctica deportiva (el codo del tenista por ejemplo) y otros absolutamente “personales e intransferibles” por lo que será necesario establecer una batería de técnicas fisioterapéuticas y ejercicios tanto de manera grupal como individual.

ADAPTACIONES: Se trata de modificar o cambiar para un deportista alguno de los ejercicios planificados para la generalidad en base a esos  puntos débiles o lesiones recientes de deportistas concretos. Por ejemplo, un jugador de balonmano con un problema de sobrecarga en la espalda se le cambia una sentadilla completa por un trabajo de prensa.

En deportes colectivos, la combinación de puntos débiles, adaptaciones, plan general de entrenamiento y plan en función del puesto del jugador acaban por conformar una planificación de las sesiones con un nivel de individualización alto que requiere de un gran esfuerzo por parte del preparador físico (que dirige las sesiones y evalúa la correcta ejecución de los ejercicios).

En deportes individuales el entrenamiento para no lesionarse forma parte de la planificación diaria. Para llevar a cabo ejercicios con este objetivo, suelen utilizarse los calentamientos, las vueltas a la calma o los días de menos carga de entrenamiento.  

Además, la reducción de la posibilidad de lesionarse, no solo se busca con ese trabajo individualizado de prevención, sino con una correcta RECUPERACIÓN DE LA COMPETICIÓN Y DEL ENTRENAMIENTO. Para intentar buscar esa recuperación, se debe utilizar las técnicas, sencillas, de las que se pueda disponer:

* Contrastes: Utilización de la crioterapia para movilizar la sangre y el liquido intersticial tras el esfuerzo. Tan sencillo como disponer de dos bañeras, una con agua “en la que flotan” los cubitos de hielo y otra con agua caliente.

 

* Masaje. Con el mismo objetivo de movilizar esos fluidos y para reducir el posible aumento de tono muscular tras el esfuerzo. Conviene que el deportista reciba un masaje tanto en los puntos débiles musculares como en la musculatura específica de los movimientos de competición cada 2-3-4 semanas (y nunca en las 72 horas más próximas a la competición).

* Estiramientos. Las últimas investigaciones confirmar que para mantener una elongación de los músculos fisiológicamente eficiente conviene realizar estiramientos en régimen isométrico-excéntrico (PNF y/o estreching).

Por lo tanto, y como resumen, decir que no siempre hay que buscar el máximo rendimiento con el entrenamiento y que todos los días hay que dedicar un espacio de las sesiones de entrenamiento para buscar minimizar el riesgo de lesión, por otro lado inherente a la práctica deportiva.

El deportista debe ser consciente de la importancia de este trabajo, por que sin su “consciencia”  se aumenta ese riesgo, con las repercusiones para la competición que conlleva.

Publicado por:

Error

COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Más información

Seleccione sus cookies.

ACEPTAR COOKIES CONFIGURAR