Accede al área de abonados
Seleccionar centro GO fit

Cultivar el amor propio con Mindfulness

Cómo cultivar el amor propio

  • 6
  • OCT

Aprende a estar conectado con lo que sientes, piensas y deseas.

Conecta con tu esencia de bondad amorosa hacia ti mismo

El amor propio es un término muy utilizado, pero que a menudo se malinterpreta, ya que no consiste simplemente en sentirse bien o dedicar tiempo a uno mismo. Es un estado de aprecio por uno mismo que surge de acciones que respaldan tu crecimiento físico, emocional, psicológico y espiritual y que te permite aceptar tus debilidades y tus fortalezas y tener compasión por ti mismo.

La estrategia más efectiva para poder cultivar el amor propio es la práctica de Mindfulness o conciencia plena por varios motivos:

Estar conectado con lo que sientes, piensas y deseas te permite tomar conciencia de quién eres y de qué necesitas y actuar sobre la base de ese conocimiento.

• Te da la posibilidad de reducir la velocidad y comenzar a notar lo que te dices a ti mismo, los pensamientos que tienes y cómo te tratas.

• Puedes reflexionar sobre cómo tu estilo de vida afecta a tu estado de ánimo, salud y comportamiento.

• Cuando te vuelves consciente de quién eres y de tus necesidades, es más probable que actúes de acuerdo con esta sabiduría en vez de hacerlo en base a la percepción que los demás tienen de ti y al pensamiento de que solo complaciendo a los demás puedes estar bien.

Te permite tomar conciencia de cómo se siente tu cuerpo y de la importancia de cuidarte, comprometiéndote con actividades saludables como una nutrición equilibrada, ejercicio físico, dormir lo suficiente y dedicar tiempo a tus relaciones sociales.

Te facilita el acceso a la auto-compasión, lo que te permite aprender y crecer a partir de tus errores y aceptarte y perdonarte, en vez de castigarte a ti mismo.

Te ayuda a poner límites y a establecer tus prioridades, diciendo no a las actividades, relaciones y trabajos que te deterioran física, emocional, psicológica y espiritualmente.

Propicia que vivas intencionalmente. Cuando estableces una intención de vivir de manera saludable y significativa, tomarás decisiones que apoyen esta intención.

 

Cultivar el amor propio es en resumen conectar con tu esencia de bondad amorosa hacia ti mismo. Desde esa conexión puedes reconocer que la aspiración a la felicidad es una parte esencial de tu ser, puedes notar la importancia de aprender cómo hacerte amigo de ti mismo, puedes tomar conciencia de la importancia de aprender a apreciar tus cualidades naturales, puedes percibir la importancia de aprender cómo disfrutar de la vida con alegría, y la importancia de desarrollar la habilidad de sentir gratitud hacia tu propia vida.

Resulta crucial poder diferenciar entre el cultivo de la bondad amorosa hacia uno mismo y el amor egoísta hacia uno mismo.

Pensar y cuidar de las propias necesidades no significa vivir la vida de forma egoísta. El amor egoísta hacia uno mismo tiene la tendencia de cerrar el corazón, estrechar la visión y volverse egocéntrico, es decir, volverse ajeno a los sentimientos y necesidades de otros.

La bondad amorosa tiende a hacernos más conscientes y empáticos hacia los sentimientos y necesidades de otros como parte de una humanidad compartida, a quienes deseas que puedan alcanzar la felicidad mientras tú también deseas obtener la felicidad.

Es esencial tener claro para poder cultivar el amor propio, que el cuidado de las propias necesidades no implica necesariamente un proceso de pensamiento egoísta. Esto es fundamental para no sentirte en culpa. 

Publicado por:

Error

COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Más información

Seleccione sus cookies.

ACEPTAR COOKIES CONFIGURAR