Accede al área de abonados
Seleccionar centro GO fit

¿Cómo podemos mejorar nuestra creatividad a través de la práctica de Mindfulness?

La importante relación entra la creatividad y tu estado de ánimo

  • 4
  • JUN

Mejorar tu creatividad es posible, a través de la práctica de Mindfulness.

Y es que tu estado emocional será una parte fundamental a la hora de desarrollar tu máxima creatividad.

¿Cómo podemos mejorar nuestra creatividad a través de la práctica de Mindfulness? 

 

La respuesta a esta pregunta está ligada a la neurociencia aplicada, o dicho de otra manera, a cómo la aplicación del conocimiento de nuestro cerebro a la vida real nos ayuda a comprender cómo mejorar nuestra creatividad.

 

Las investigaciones neurocientíficas han demostrado que cuando se descomponen los procesos cerebrales involucrados en el logro creativo, la práctica de Mindfulness va de la mano con la creatividad. De hecho, existen formas científicas de aplicar Mindfulness al proceso creativo. Podríamos comparar el cerebro con una orquesta, en la cual hay diferentes secciones tocando en sincronía en diferentes momentos. El equilibrio en este caso lo es todo: demasiado alto, demasiado suave, fuera de sincronización o fuera de tono, y el resultado es que la música resultante no sonaría del todo bien. La clave entonces para optimizar el proceso creativo es equilibrar las diferentes secciones de esa orquesta, que son las redes cerebrales.

 

Dentro del proceso creativo, el primer paso denominado preparación, consiste en utilizar el pensamiento divergente, un proceso o método de pensamiento utilizado para generar ideas creativas mediante la exploración de muchas soluciones posibles . Este proceso se basa en silenciar la red de control cognitivo, lo que permite que la red neuronal por defecto, el sistema de realidad virtual del cerebro, deambule más libremente. Este es el momento en el que se puede utilizar la imaginación y recopilar información. La práctica de Mindfulness se ha demostrado que estimula este tipo de pensamiento divergente. Meditar antes de las sesiones de lluvia de ideas te ayuda a estar menos distraído, totalmente enfocado y a que puedas producir ideas iniciales iniciales de mayor calidad.

 

El segundo paso del proceso creativo se denomina incubación. Es el momento en el que surgen todas las ideas posibles y en el cual es necesario tomar distancia de los pensamientos para no obsesionarse con esa idea que estás persiguiendo. La meditación te ayuda a salir de la rumiación y a reducir la ansiedad o el estrés que se genera al querer encontrar la idea que persigues, y te ayuda a entrar en un estado de ecuanimidad o equilibrio interior. La clave es que no debes de intentar que ocurra y dejar que suceda de forma natural. La meditación permite que la memoria se organice y que se prepare el escenario para una visión creativa.

 

El tercer paso de este proceso se denomina iluminación. Este es el verdadero momento de la visión creativa, cuando las ideas no relacionadas y subconscientes se unen repentinamente, traídas a nuestra conciencia muy brevemente por la red de saliencia, que las detecta e inmediatamente capta ese pequeño brillo en nuestra corriente de pensamientos. La práctica de Mindfulness nos permite tener una mayor claridad y observar nuestros pensamientos sin que nos arrastren. En otras palabras, la Mindfulness aumenta la conciencia. Si aparece una idea brillante en una mente desordenada y ruidosa, hay muchas posibilidades de que se pierda. En una mente consciente la idea brillante se percibe claramente al tener mucha mayor conciencia de la señal.

 

El último paso del proceso se denomina verificación. Este último paso requiere un pensamiento convergente, es decir, usar menos imaginación y más control cognitivo y redes de atención para la evaluación analítica, para ajustar una idea en algo novedoso y útil. Meditar durante este proceso de refinamiento promueve la atención y la habilidad durante el pensamiento convergente, para elegir las vías más novedosas y efectivas para la solución.

 

La práctica de Mindfulness es entonces la clave de este equilibrio de las redes neuronales ligadas a la creatividad según las investigaciones neurocientíficas. La meditación fortalece tanto las redes neuronales que gestionan el pensamiento divergente como el divergente, pero lo que es más importante, también fortalece una tercera red, la red de prominencia, que mantiene el equilibrio de las dos primeras redes al decidir qué se activa y cuándo. Para terminar, podríamos decir que el arte del proceso creativo está basado en un proceso de equilibrar nuestras mentes.

Publicado por:

Error

COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Más información

ACEPTAR COOKIES RECHAZAR COOKIES