Accede al área de abonados
Seleccionar centro GO fit

¿Cómo mantener a raya el colesterol?

Cuida tu colesterol, tu salud te lo agradecerá

  • 15
  • AGO

6 alimentos que te ayudan a conseguir los niveles idóneos de colesterol

Una buena alimentación te hace vivir más y mejor

El colesterol es una molécula esencial sin la que no podríamos vivir ya que interviene en numerosos aspectos del metabolismo. En cambio, cuando el colesterol tipo LDL, más conocido como ‘colesterol perjudicial’, se encuentra en cifras elevadas, puede llegar a ser problemático. El colesterol bueno, HDL, nos protege evitando que el colesterol perjudicial se adhiera a las arterias y las obstruya.

 

Ciertas actitudes nos ayudan a mantener nuestro colesterol en buenos niveles: no fumar, mantener un peso corporal adecuado, practicar al menos 150 minutos de ejercicio físico a la semana y comer bien. A continuación, te descubrimos 6 alimentos que son tus aliados en la batalla contra el colesterol.

 

 

1) Agua de coco

El agua de coco es el líquido transparente que encontramos en el interior de esta fruta tropical. Tiene un bajo contenido en carbohidratos y menor contenido en calorías, que otras bebidas comerciales. Concretamente nos aporta unas 20 kilocalorías en 100 ml de bebida. Posee minerales como calcio, hierro, fósforo, potasio y magnesio. También cuenta con compuestos antioxidantes, que ofrecen múltiples beneficios para la salud.

Una reciente investigación con el aceite de coco, pudo comprobar cómo en una serie de sujetos que lo usaron para cocinar durante cuatro semanas, a pesar de contener grasa saturada, no produjo un aumento del colesterol LDL, pero sí del HDL beneficioso.

 

A parte del agua, es una de las mejores bebidas hidratantes. Lo ideal sería beberlo directamente del fruto, aunque sabemos que eso es algo complicado, por eso, la encontramos cada vez en más establecimientos.

 

2) Semillas oleaginosas, como la chía.

Su componente más destacado son los ácidos grasos omega-3, lo que le confiere  propiedades antiinflamatorias y vasodilatadoras, ayudando así a regular la presión arterial y el colesterol (disminuye las lipoproteínas LDL y aumenta las HDL).

A ello contribuye también su elevado contenido en fibra y la presencia de esteroles vegetales, unos compuestos de las plantas que también son beneficiosos frente a enfermedades coronarias.

Es necesario dejar que se hidrate antes de tomarla o triturarla para poder aprovechar todos sus componentes. Mezclada con fruta, bebidas vegetales o lácteos, supone una combinación muy nutritiva.

 

3) Antioxidantes naturales, arándanos y té verde.

 

Las moléculas antioxidantes, en concreto los polifenoles, son compuestos beneficiosos para el organismo y están presentes naturalmente en alimentos vegetales. Pueden ayudar en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Por eso, no pueden faltar en esta lista dos alimentos altamente ricos en estas sustancias.

 

Los arándanos son un tipo de fruto rojo ricos en vitaminas C, B, E, K, betacarotenos, potasio y fibra. Poseen altos niveles de flavonoides, un grupo de polifenoles, cuyos efectos en el organismo van desde mejorar los niveles de colesterol LDL, disminuir el riesgo de infarto a mejorar estados inflamatorios del organismo.

 

Por otro lado, el té verde, es más rico aún en antioxidantes que el grupo de frutas y verduras. Sus polifenoles mayoritarios son las catequinas. Está exento de calorías cuando lo tomamos sin añadirle ningún endulzante. Posee cantidades relevantes de vitaminas como la C y B, y minerales como potasio, calcio y magnesio.

Esta bebida actúa positivamente en el colesterol total, LDL y en los triglicéridos del organismo, favoreciendo de esta manera la salud cardiovascular.

 

4) Cereales integrales como la avena

 

La avena es rica en hidratos de carbono, minerales como manganeso, fósforo, magnesio y vitaminas del grupo B. Es otra fuente bien conocida de fibra soluble, responsable de la reducción en la absorción de colesterol sanguíneo tipo LDL.

 

Para aquellas personas que quieren mejorar sus cifras de colesterol sanguíneo, es muy recomendable incluirla en el desayuno en forma de copos con leche o yogur, realizar preparaciones caseras con harina de avena, o en forma de porridge con arándanos.

           

5) Verduras como alcachofa y berenjena.

La alcachofa contiene cinarina, una sustancia que estimula la vesícula biliar. Este órgano, interviene en el metabolismo y eliminación del colesterol del organismo, por lo que si trabaja a plena forma, nuestros niveles de colesterol se ven beneficiados.
El ácido clorogénico de la berenjena, es otro potente antioxidante que contribuye a evitar que el colesterol perjudicial LDL se oxide. Ejerce también cierto efecto esponja, sobre el colesterol sanguíneo.  La fibra de estas dos verduras potencia el efecto positivo de sus ácidos en los niveles de colesterol.

6) Soja -en todas sus versiones-


Reduce los niveles de colesterol circulante, disminuyendo el tipo LDL. Esta propiedad se debe en parte a sus isoflavonas de efecto antioxidantes, y a la naturaleza de su parte proteica.

Otro motivo por el que mejora nuestros niveles de colesterol es porque un maour consumo de alimentos vegetales, contienen menos grasas saturadas que la carne y nos aportan más grasas monoinsaturadas, vitaminas, minerales y fibra.

 

Recuerda que una alimentación adecuada es la base para vivir más y mejor. ¡Hazlo con GO fit!

Publicado por:
  • Comer bien
  • movimiento
  • recetas
  • Semillas chía
Relacionadas

Error