Accede al área de abonados
Seleccionar centro GO fit

Cómo introducir hábitos saludables en tus hijos

Implicar a los hijos en la compra y en la elaboración

  • 5
  • AGO

Implicarles en la cocina puede estar lleno de ventajas.

¡Toda la familia puede participar!

A veces, incluir hábitos alimenticios en los niños puede ser un reto, pero lo verdaderamente importante es incluir a toda la familia en el cambio de hábitos alimenticios saludables.

Los niños aprenden hábitos alimenticios observando a los adultos y participando en la elección y preparación de los platos. No debemos de olvidar que los adultos son los que deben dar ejemplo.

También es importante comenzar el día con un desayuno completo y equilibrado para aumentar la concentración y conseguir la energía para todo el día. El desayuno, al igual que otras comidas familiares, debe hacerse en un ambiente tranquilo, sin presión y sin distracciones.

Durante las vacaciones escolares, estar en casa con más frecuencia, a veces puede significar comer más y comer precocinados poco saludables. La estrategia más efectiva para evitar el consumo excesivo de este tipo de alimentos es no comprarlo y no tenerlo en casa, y también reemplazarlo por otros más saludables y atractivos, como por ejemplo fajitas de fruta o palitos de verduras o bocadillos variados. Y no olvides que los bebés y los niños necesitan probar algo nuevo para adaptarse a ello, al menos entre 7 y 10 veces, por lo tanto no nos debemos desanimar si en un primer momento nos dicen que no les gusta.

Para incluir hábitos saludables en la dieta de los niños, estos pueden participar en la planificación de la lista de compras y la planificación de comidas semanales, siguiendo las siguientes reglas:

• El almuerzo y la cena deben comenzar con algo de verduras.

El plato principal debe incluir verduras + carne / pescado / huevos + papas / arroz / pasta / legumbres.

• Las comidas y cenas deben ir acompañadas de agua y terminar con fruta fresca.

• Las comidas de pescado deben ser iguales o mayores que las comidas de carne.

• Los alimentos deben variarse durante la semana.

• La fruta debe incluirse en los desayunos y meriendas.

Finalmente, los niños también pueden ser incluidos en la selección, elaboración y preparación de alimentos, ya que los estudios científicos demuestran que es un factor clave para mejorar los hábitos alimenticios. Toda la familia puede ser creativa al presentar los platos, por ejemplo colocando la fruta en brochetas y preparando platos coloridos.

Publicado por:

Error

COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Más información

ACEPTAR COOKIES RECHAZAR COOKIES