Accede al área de abonados
Seleccionar centro GO fit

¿Aún no conoces el Batch Cooking?

Organiza tu menú semanal con el método del Batch Cooking

  • 6
  • MAY

Olvídate de cocinar entre semana y disfruta de las ventajas del batch cooking.

La tendencia que te ayudará a ganar tiempo y dinero.

Actualmente, todo lo que nos ayude a economizar tiempo y dinero es útil. Por ello, os hablamos del “Batch cooking” (término en inglés), que no es más que cocinar uno o dos días para toda la semana. El objetivo es ahorrar tiempo durante la semana y que al llegar a casa cansados después de nuestra jornada de trabajo, tengamos la comida preparada lista para calentar y evitemos recurrir al fast food.

 

El Batch cooking ofrece diversos beneficios, como ahorrar tiempo y dinero, reducir desperdicios alimentarios y disminuir el estrés asociacio a la elección de nuestras comidas de última hora. Además, ayuda a mantener una alimentación saludable, ya que facilita una mejor deficinión de las porciones y de los ingredientes utilizados y, en consecuencia, a un mejor control de peso.

 

¿Cómo iniciarse en el Batch cooking?

  1. Planea las comidas semanales en función de los ingredientes que tienes disponibles en el frigorífico, congelador y despesa.
  2. Haz la compra de los alimentos que te faltan. Si prefieres, puedes invertir el orden y hacer primero las compras y después el planing semanal.
  3. Escoger el día y el horario que dedicarás a cocinar. Por ejemplo: puedes dedicar 2h el Domingo por la tarde para cocinar la comida de toda la semana.

Sugerencias:

- Si enciendes el horno para cocinar, aprovecha para meter otros recipientes al mismo tiempo, por ejmplo, si tienes pensado cocinar pollo asado, aprovecha para asar al mismo tiempo diferentes verduras o patata. De este modo, también estarás economizando en tu factura de la luz.

- Lave la lechuga y el tomate para las ensaladas.

- Si cocina legumbres, puede hacer en mayor cantidad y congelar algunos tupper, de ese modo podrás utilizarlos en otras semanas.

- Lave la fruta, y siempre que sea posible, córtela en pedazos para tener un snack siempre a mano, por ejemplo, la piña o la sandía.

- Cocine 2 o 3 alimentos proteicos que se pueden almacenar en el refrigerador como carne asada, carne boloñesa o pescado en salsa o huevos cocidos. Si tienes pensado comer carne o pescado a la plancha, te recomiendamos que lo cocines el mismo día para evitar que se quede demasiado seco, además, no tardarás más de 5 min en hacerlo.

- Puedes cocer arroz, quinoa, patata, legumbres, pasta integral, para utilizarlos como guarnición o montar diferentes platos, como por ejemplo: pasta integral con boloseña de carne y verduras asadas.

- Cuece diferentes verduras, como espiancas, judías verdes, brócoli.

- Prepare alguna crema de verdura para tomar como primer plato.

- Puedes preparar algunas salas como salsa de tomate o salsa pesto.

- Puede cocinar un bizcocho, galletas o muffins saludables para los desayunos o meriendas. También puede dejar preparada la masa de tortitas de avena, huevo y plátano para cocinarla justo en el momento en el que se vaya a consumir.

- Prepara dosis individuales de frutos secos, yogurt natural con avena o fruta troceada para llevarnos a la oficina.

 

Puede dejar diferentes platos preparados listos para calentar en el microondas, como por ejemplo un guiso de lentejas o pollo asaso con verduras o, una vez que tenemos diferentes ingredientes cocinados, podemos tan sólo invertir 5-10 min en montar algunas combinaciones, por ejemplo, si tenemos cocido arroz y algunas verduras podemos hacer un salteado con arroz, verduras y pollo, o ensalada fría de brócoli, judías verdes, tomate, patata cocida y huevo cocido.

 

Publicado por:

Error

COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Más información

Seleccione sus cookies.

ACEPTAR COOKIES CONFIGURAR