Accede al área de abonados
Seleccionar centro GO fit

Aprende a leer el etiquetado nutricional

Te damos las claves para comprender el etiquetado de los alimentos

  • 8
  • ABR

Cómo comprender las etiquetas nutricionales.

Mejora tu alimentación gracias al etiquetado nutricional.

La mayoría de los consumidores no suelen mirar el etiquetado nutricional de los alimentos que compran. Esto puede ser debido a la falta de tiempo o porque no saben interpretar la información que aparece en las etiquetas. La verdad, es que escoger alimentos en un corto espacio de tiempo no siempre es fácil, por lo que os vamos a dar una breve explicación de cómo hacerlo en este artículo.

El reglamento que se encarga de regular el etiquetado de los alimentos con la finalidad de proteger nuestros derechos como consumidores es el Reglamento (UE) Nº1169/2011 sobre la Información Alimentaria Facilitada al Consumidor.

Según este reglamento, la etiqueta de los alimentos debe incluir la siguiente información, aunque puede variar un poco según se trate de alimentos envasados o no: denominación del producto, lista de ingredientes, alérgenos, cantidad del producto, fecha límite de consumo, condiciones de conservación o utilización, nombre de la empresa y declaración de la composición nutricional. En la composición nutricional debe aparecer de forma obligatoria la cantidad de energía (kcal), grasa, de las cuales saturadas, hidratos de carbono, de los cuales azúcares, proteínas y sal por cada 100 g o 100 ml de producto. La empresa puede añadir de forma voluntaria la cantidad de ácidos grasos mono y poliinsaturados, almidón, polialcoholes. fibra, vitaminas y minerales.

Con respecto a la lista de ingredientes, estos siempre están ordenados por orden decreciente de cantidad, es decir, el primer ingrediente será el que aparezca en mayor cantidad en el producto que vamos a comprar.  Es importante comprobar que en los primeros ingredientes no aparezcan azúcares, harinas refinadas, grasas de mala calidad o sal porque en ese caso, no se tratará de un producto saludable por tener grandes cantidades de eso ingredientes. Intenta que los productos que compres no tengan una lista demasiado larga de ingredientes, ya que eso es indicativo de que se trata de un producto demasiado procesado. Además, debes de tener en  cuenta que el azúcar puede aparecer con varios nombres, como sacarosa, dextrosa, maltosa, glucosa, fructosa  (todo lo terminado en osa) jarabes y miel.

Una vez que hayamos validado la lista de ingredientes y hayamos comprobado que los ingredientes utilizados en mayor cantidad son saludables, podemos irnos a la tabla de información nutricional. Esta tabla, nos dará información sobre cuánta energía y que nutrientes nos aporta por cada 100 g/ml de producto. Para hacer mejores elecciones, os damos una serie de recomendaciones:

  • Si en la lista de ingredientes aparece el azúcar o similares, intenta que el producto no contenga más de 10g azúcar por cada 100 g de producto.
  • En cuanto a las grasas, si son de baja calidad como aceite de girasol o palma, intentan que tampoco aporte más de 10g por cada 100 g de producto.

Además, la industria alimentaria puede añadir una serie de declaraciones nutricionales a las etiquetas de sus productos. Son las siguientes:

  • Bajo contenido en grasas: Menos de 3 g de grasa por cada 100 g en productos sólidos y menos de 1.5 g de grasa por cada 100 ml en líquidos.
  • Bajo contenido de grasa saturadas: Menos de 1.5 g por cada 100 g en sólidos y menos de 0.75 g por 100 ml en líquidos.
  • Bajo contenido en azúcares: Menos de 5 g de azúcar por 100 g en sólidos y menos de 2.5 g de azúcar por 100 ml en líquidos.
  • Bajo contenido de sal: Menos de 0.3 g por cada 100 g o 100 ml en líquidos y sólidos.

Como conclusión, en el momento de hacer la compra, es importante leer las etiquetas alimentarias para saber qué es lo que estamos adquiriendo y si se trata de un alimento saludable o no. Lo más importante, es que compruebes la lista de ingredientes, que no sean listas demasiado largas y que los ingredientes que aparezcan en las primeras posiciones sean ingredientes conocidos y saludables.

Recuerda que tener una alimentación saludable y equilibrada nos ayuda al mantenimiento de nuestra salud, disminuyendo el riesgo de sufrir diferentes enfermedades crónicas como las enfermedades cardiovasculares o la diabetes.

 

Publicado por:

Error

COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Más información

Seleccione sus cookies.

ACEPTAR COOKIES CONFIGURAR