Accede al área de abonados
Seleccionar centro GO fit

Alimenta tu memoria

Nutrientes imprescindibles que ayudan a tu cerebro

  • 6
  • SEP

Estos alimentos te ayudan a mejorar tu memoria, capacidad de aprendizaje y de razonamiento.

Pon atención a estos nutrientes, son tus mejores aliados para prevenir el deterioro neurológico.

Habrás notado que hay días en los que a nuestra memoria le cuesta más prestar la atención suficiente. El descanso es clave para el buen funcionamiento tanto de nuestro cuerpo como de nuestra mente, pero por supuesto, también lo es nuestra alimentación.

Los alimentos que tomamos y los nutrientes que estos aporten, pueden influir de mejor o peor forma en nuestra memoria, la atención, razonamiento, así como en nuestro estado de ánimo, y hasta en el deterioro neurológico.

¿Qué alimentos potencian estos aspectos y dónde podemos encontrarlos?

  • Ácidos grasos poliinsaturados.

Además de beneficiar a nuestra capacidad cognitiva, influyen en muchos otros aspectos de la salud como la prevención de enfermedades cardiovasculares. Estos son algunos de los alimentos ricos en este tipo de grasa:

  • Semillas vegetales, como las de chía, calabaza o de cáñamo.
  • Frutos secos, como nueces, almendras o anacardos.
  • Aceite de oliva.
  • Pescado azul, como el salmón.

 

  • Hidratos de carbono de calidad, con bajo índice glucémico.

Nuestro cerebro necesita glucosa, es su principal sustrato energético. Sin embargo, no vale con cualquier fuente de glucosa. Los alimentos con bajo índice glucémico, producen una liberación más progresiva y lenta de glucosa en el cuerpo, lo que sirve para mejorar la capacidad de atención y memoria en comparación con alimentos de alto índice glucémico o que sean más abundantes en azúcares simples. Los alimentos que tienen un índice glucémico bajo son:

  • Las legumbres, como las lentejas o garbanzos.
  • Quinoa.
  • La pasta.
  • Pan integral o con semillas.

 

  • Aminoácidos como el triptófano y tirosina.

El triptófano y la tirosina, dos aminoácidos que forman las proteínas, intervienen en la formación de dos importantes neurotransmisores, que influyen en la calidad del sueño, el estado de ánimo, la memoria y aprendizaje. Por ejemplo: carnes, frutos secos y cualquier fuente de calcio.

 

  • Buena hidratación.

Para un buen funcionamiento cerebral también necesitamos agua. No hacerlo supone una peor circulación sanguínea cerebral y por ello un peor rendimiento, menor atención y aumento de la irritabilidad, entre otras.

 

  • Vitaminas del grupo B.

Son imprescindibles para un buen funcionamiento cerebral. Se encargan de funciones como asegurar un correcto aporte de carbohidratos al cerebro, favorecer el rendimiento cognitivo o sintetizar neurotransmisores. Estas vitaminas se encuentran en muchos alimentos:

  • Vegetales de hoja verde
  • Cereales integrales
  • Y en relación a la vitamina B12, exclusivamente en fuentes animales.

Otra molécula importante para el organismo, es la colina, que influye en el sueño, estado de ánimo, memoria y en el control muscular. La colina podemos encontrarla en el huevo, pollo, lácteos, verduras del grupo de las crucíferas, frutos secos y semillas.

 

  • Hierro, Yodo

Son minerales que intervienen en funciones importantes a nivel cerebral, como un correcto desarrollo, capacidad de razonamiento, concentración y aprendizaje. Las fuentes alimentarias de yodo y hierro son:

  • Pescados y mariscos y sal yodada, en cuanto al yodo.
  • El hierro lo podemos encontrar en las legumbres, carnes, más pescados, moluscos, o frutos secos.

 

  • Antioxidantes

Son las vitamina C, E, A, zinc y selenio. Los antioxidantes son increíblemente beneficiosos ya que mejoran la capacidad para prevenir el deterioro cognitivo, favorecer la síntesis de neurotransmisores y proteger a nuestro sistema nervioso del estrés oxidativo. Las podemos encontrar en:

  • Gran cantidad de frutas de colores naranjas y rojos como las naranjas, mandarinas, mango, melocotón, fresas, etc.
  • Y en hortalizas como el tomate, zanahoria, calabaza, pimientos…

 

Por otro lado, para que tu cerebro trabaje mejor, te será útil no solo incrementar este tipo de nutrientes en tus platos, sino también el hecho de disminuir la ingesta de aquellos  alimentos con alto contenido de grasas saturadas, azúcares simples y sal que solo aumentan la posibilidad de padecer síntomas depresivos.

GOfiter@, queremos que nutras de forma consciente a tu cerebro, para que siempre estés a pleno rendimiento, ¡y disfrutes de vivir más y mejor!

Publicado por:
  • Comer bien
  • Nutrición
Relacionadas

Error