Accede al área de abonados

Pros y contras de incluir huevo en tu dieta

Cocido, en tortilla, frito, hilado, estrellado… ¡Hay mil maneras de cocinar huevos! Aportan al organismo proteínas de buena calidad, pero ¡cuidado con su manipulación!

  • 10
  • ABR

Claves para incluir el huevo en la dieta y ¡evitar peligros!

Debéis prestar especial atención a la manipulación que hacéis, puesto que si no tomamos las precauciones necesarias, el huevo puede convertirse en una de las principales fuentes de infección alimentario, fundamentalmente por la salmonelosis.

 

El huevo aporta al organismo múltiples beneficios nutricionales. Contiene proteínas de alta calidad, es decir, libres de grasas. Estas se encuentran en la clara del huevo. Pero cuidado, si se ingiere cruda aporta al organismo un antinutriente, la avidina, que impide la absorción de la biotina (vitamina B8), que son las  encargadas de aliviar dolores musculares y combatir la depresión y la somnolencia. Por tanto, la clara, ¡mejor cocinada!

 

Álex Pérez aconseja no utilizar huevos que sobrepasen la fecha de caducidad, mantenerlos a una buena temperatura, no romper el huevo en el mismo recipiente donde después lo batiremos y no utilizar la propia cáscara para separar la clara del huevo.

 

Beneficios

 

El huevo es una gran fuente de vitaminas como el retinol (vitamina A) que ayuda al buen funcionamiento del organismo, principalmente al hígado; la timanina (vitamina B1) es muy aconsejable para las embarazadas, ya que facilita el correcto desarrollo del sistema nervioso del embrión; y la cobalamina (vitamina B12), concentrada principalmente en la yema de huevo de la que, debido a la cantidad de colesterol que contiene, debemos restringir la ingesta a 3-4 unidades por semana.

 

Los huevos son muy fáciles de preparar, combinar y consumir. Se pueden preparar como plato principal y como ingrediente de ensaladas, pastas y postres. ¡Son deliciosos! Pero ten en cuenta estos consejos para conseguir unas recetas saludables y seguras. 

Publicado por:

Error