Accede al área de abonados

Obesidad, ¿genética o hábitos alimentarios?

La obesidad es un serio problema de salud pública que cada día afecta a más personas. ¿Es una cuestión de genética o culpa de los hábitos alimentarios?

  • 13
  • ABR

La obesidad y su desarrollo. ¡GO fit te ayuda a entender el porqué de esta enfermedad!

La obesidad puede producirse por genética o por malos hábitos alimentarios. Este problema se ha convertido en una amenaza para la salud pública en los últimos años.

 

Hay personas que la desarrollan y otras que no, teniendo un estilo de vida similar. Y os preguntaréis por qué sucede esto. Álex Pérez os da las claves.

 

Sufrir una baja respuesta a la saciedad y tener dificultades para percibir tu estómago lleno favorece la obesidad. En este caso, el proceso viene condicionado por la genética.

 

La sensación de plenitud o de sentir el estómago lleno interviene en la sensación de saciedad y ayuda a parar de comer. Aquellas personas que necesitan comer más para tener sensación de saciedad tienen más predisposición a la obesidad.

 

Un mecanismo fisiológico que se relaciona con la obesidad es el del olfato. Cuando estamos en ayuno, percibimos los olores con mayor intensidad. Esto produce una apetencia por aquellos alimentos de composición calóricos, por lo que se aconseja comer cada cierto tiempo para evitar que se produzca esta necesidad.

 

Pero no todo está relacionado con la genética. Los hábitos alimentarios juegan un papel fundamental en el desarrollo de esta enfermedad. Abusar de la comida y de aquellos alimentos hipercalóricos (snacks, refrescos, precocinados, bollería, etc…), junto con el sedentarismo, hace que la obesidad se haya convertido en un serio problema de salud pública.

 

Desde GO fit os aconsejamos a practicar ejercicio físico y romper con una vida sedentaria, además de comer saludablemente y descansar bien. 

Publicado por:

Error