Accede al área de abonados

Hidroterapia, vida y salud

Dedicar 10 o 20 minutos de relajación en el agua tras un duro entrenamiento son suficientes para ayudar a nuestro organismo a una buena recuperación.

  • 15
  • JUN

Descubre los beneficios de una sesión de hidroterapia.

Chorros, piscinas de hidromasaje, baños calientes y/o fríos… En nuestros centros GO fit podéis disfrutar de una auténtica sesión de hidroterapia para recuperar tu cuerpo tras una larga jornada de trabajado o entrenamiento físico.

En las épocas de mayor tensión o tras practicar deporte debemos disponer de unos minutos libres para disfrutar y relajarnos en un circuito hidrotermal donde recuperar el bienestar y cargar las pilas.

Nuestros expertos recomiendan tras una sesión de entrenamiento dedicar 15 o 20 minutos de relajación disfrutando de la hidroterapia en tu centro GO fit.

La hidroterapia es un método que utiliza el agua con fines terapéuticos. Sus beneficios para el cuerpo y la mente son muchos, ¡conoce lo que el agua puede hacer por ti!

  • En los baños fríos tonificarás y revigorizarás tu cuerpo. Aunque al principio tu piel se vuelva más pálida, ¡no te preocupes! Si aguantas unos minutos verás cómo tu piel se vuelve rosada gracias a la dilatación de las pequeñas arterias epiteliales. Es aconsejable para todo el mundo excepto para aquellas personas con problemas cardíacos o tensión nerviosa.
  • Los baños de aguas calientes son perfectos para mejorar la actividad excretora de la piel. Gracias a la dilatación de las arterias lograrás favorecer la transpiración.
  • Por último, si alternas ambos baños varias veces estimularás la circulación de la sangre y reducirás las inflamaciones. Sumérgete dos o tres minutos en agua caliente y después, pásate a los baños fríos.

Los chorros, por otro lado, actúan sobre la estabilización de la temperatura corporal a través de los capilares, venas y vasos linfáticos. Aquellos que se aplican en rodilla y muslo, actúan sobre la vejiga y las hemorroides así como sobre los órganos del vientre y de la pequeña pelvis; los chorros de brazo, pecho y espalda, actúan sobre los órganos respiratorios y sobre el sistema cardiovascular y por último, los chorros de la nuca y lumbares son perfectos para las musculares de la columna vertebral.

Las piscinas de hidromasaje son perfectas para tonificar la piel, relajar la musculatura, estimular el sistema circulatorio y reducir los efectos del estrés.

Publicado por:

Error