Accede al área de abonados

Estiramientos sí, pero con cabeza

Es importante tener en cuenta diversos factores para que los estiramientos no nos provoquen lesiones, ni nos perjudiquen en nuestro entrenamiento.

  • 10
  • MAY

Aprende a estirar adecuadamente

Desde GO fit te damos algunos consejos y claves para sacarle el máximo partido a tu sesión de stretching.

A priori, llevar a cabo estiramientos parece una tarea sencilla. Sin embargo, hemos de tener en cuenta diversos factores para no lesionarnos y que no nos perjudiquen en nuestro entrenamiento. Por ello, desde GO fit te damos algunos consejos para sacarle el máximo partido a tu sesión de stretching​.

  • Calienta antes de tu sesión de estiramientos.

Aunque los estiramientos sean ejercicios suaves y sencillos de realizar, siempre es necesario una buena activación y calentamiento de la musculatura y articulaciones implicadas. Así, disminuiremos el riesgo de sufrir cualquier tipo de lesión.

  • No estires antes de hacer ejercicio.

Está muy extendida la creencia de que llevar a cabo estiramientos pasivos y de larga duración (>40’’) en tu calentamiento mejora el rendimiento en el posterior entreno. Pues bien, diversos estudios demuestran que no solo no mejora tu rendimiento, sino que lo empeora. El estiramiento mantenido en el tiempo disminuye los niveles de fuerza del músculo estirado, por lo que no nos interesa que esto ocurra antes del entrenamiento. Por lo tanto, limita tus estiramientos a 5 – 10’’ antes de entrenar y siempre de una manera activa.

  • Estira con cabeza después de entrenar o en tu sesión de stretching

Tanto si tu objetivo es ganar flexibilidad como relajar la musculatura después de una sesión de ejercicio, nuestros expertos del equipo técnico de GO fit te recomiendan unos consejos para que esos estiramientos se realicen de una manera segura y eficaz:

  • En primer lugar, la intensidad del estiramiento debe ir ascendiendo poco a poco y de manera paulatina, evitando siempre el dolor o molestia desagradable.
  • En segundo lugar, has de evitar las compensaciones. Estas aparecen cuando intentamos estirar más de lo que realmente podemos, como por ejemplo cuando intentamos cogernos la punta del pie sin tener suficiente flexibilidad en la cadena posterior. Aquí tendemos a rotar la cadera, el tronco y flexionar mucho la espalda,  pudiendo ser ésta una posición lesiva. Por lo tanto, mantén siempre una postura correcta.
  • Los estiramientos bajo la tutela de un profesional cualificado han de convertirse en una rutina casi diaria, puesto que nos ayuda a relajar la musculatura, evitar descompensaciones musculares y ayuda en la prevención de lesiones.

Estirando adecuadamente con estas pautas, sacarás el máximo partido a tu entrenamiento. Con GO fit, ¡vive más y mejor! 

Publicado por:
  • Cuerpo y Mente
  • Fitness
  • Salud
Relacionadas

Error