Accede al área de abonados

Deporte y alimentación, una pareja inseparable

Nuestra dieta diaria debe ir acorde con nuestra práctica deportiva. No todo el mundo tiene los mismos hábitos saludables, por ello nuestros especialistas en nutrición nos dan las claves para saber qué comer antes y después del entrenamiento.

  • 24
  • NOV

Qué y cuánto comer antes y después del entrenamiento

Por mucho deporte que se practique, si no se lleva una correcta alimentación, no se conseguirá alcanzar los objetivos deseados. Durante el ejercicio se queman y se necesitan ciertos nutrientes que sólo se consiguen a través de los alimentos. Por ello, además de evitar comer grasas y azúcares, hay que intentar ingerir, antes, durante y tras el ejercicio, los alimentos correctos en función de las necesidades de cada momento.

El entrenamiento físico estimula nuestro cuerpo para mejorar su condición, tanto en fuerza como en resistencia, flexibilidad y equilibrio. Además, la alimentación suministra al organismo los nutrientes necesarios para que esa mejora sea posible. Proteínas, vitaminas y minerales son los responsables de aportar energía y modular un sinfín de procesos metabólicos. Para ello, nuestros expertos en nutrición nos dan las claves sobre qué comer antes y después de la práctica deportiva para lograr el máximo rendimiento.

  • Antes del entrenamiento: Es recomendable tomar carbohidratos de absorción lenta y evitar comer excesiva proteína y grasa antes del ejercicio, porque ralentiza nuestra digestión y podríamos sufrir molestias. Por ejemplo, un sándwich de pan integral, queso fresco y una fruta; o un yogurt desnatado con cereales integrales y una manzana asada; incluso una barrita energética baja en grasas y con fibra.
  • Durante el entrenamiento: Bebidas o geles con carbohidratos que nos retrase la fatiga y que sean de fácil absorción. Lo recomendable es beber pequeños sorbos cada 15 minutos, se tenga sed o no, de esta manera nuestro organismo estará siempre hidratado, consiguiendo ralentizar el cansancio.
  • Después del entrenamiento: Conviene rehidratarnos y hacer una ingesta donde estén presentes sobre todo los carbohidratos y las proteínas, con un poco de verdura o ensalada. Por ejemplo, un plato de pasta con un poco de carne, acompañado de salsa de tomate y un poco de ensalada, junto con una pieza de fruta, puede ser, según los expertos en nutrición de GO fit, una buena opción como menú de recuperación.
Publicado por:

Error