Accede al área de abonados

¡Date el gusto con un menú típico de Semana Santa!

El ayuno, la prohibición del consumo de ciertos alimentos y las celebraciones con comidas especiales, suelen ser costumbres que unen la alimentación con las creencias religiosas.

  • 21
  • ABR

Menú saludable para cumplir con la tradición

Proponemos un menú elaborado con platos típicos de estas fechas, para que recuperes fuerzas tras las caminatas acompañando a las procesiones.

En la tradición cristiana de Semana Santa, incluida la Cuaresma, se prohíbe comer carne, aunque si se permite el consumo de huevo y pescado. Hoy en día, no hay demasiado arraigo a dicha costumbre religiosos y hay pocas personas que sigan estrictamente dichas normas.

De todas formas, nuestros nutricionistas os han preparado un menú con platos típicos para que nos descuidéis vuestra salud durante la Semana Santa. ¡Apúntalo!

Menú típico de Semana Santa

Ensalada cartagenera

Ingredientes: tomates, alcaparras, migas de bacalao (desalado), atún y aceite de oliva.
Preparación: Cortamos los tomates en láminas transversales y hacemos una base con ellas en el plato. En un bol ponemos las alcaparras, las migas de bacalao, el atún y el aceite. Mezclamos y añadimos por encima del tomate. Servimos.

Garbanzos con espinacas y huevo duro

Ingredientes: garbanzos, piñones, espinacas, tomate, cebolla, ajo y comino.
Preparación: Cocemos los garbanzos o podemos utilizar unos garbanzos de conserva, previamente cocidos. Hacemos un sofrito con cebolla, tomate y ajo. En el último momento, añadimos los piñones. Añadimos las espinacas limpias y troceadas. Cubrimos con agua y dejamos cocer 10-15 minutos. Añadimos el comino en polvo. Picamos el huevo duro y una vez servido el plato, esparcimos por encima del potaje.

Torrijas

Ingredientes: pan, leche, azúcar, canela, huevo y aceite.
Preparación: Podemos aromatizar la leche previamente: 1 litro de leche, una rama de canela y 100 gr de azúcar en un cazo y ponemos al fuego. Cuando arranque el hervor, apagamos el fuego y dejamos enfriar. Cortamos el pan en rebanadas (1 dedo de grosor). Llenamos un bol con leche y ponemos el pan, dejando que se empape bien durante 10 o 15 minutos y posteriormente dejamos escurrir en una bandeja.
Batimos los huevos. Rebozamos las torrijas bien escurridas en el huevo y las freímos en abundante aceite de oliva. No freír más de 2 ó 3 torrijas a la vez, para evitar que baje demasiado la temperatura del aceite. Con 2 ó 3 minutos de fritura ya están listas (vuelta y vuelta).

Publicado por:

Error