Accede al área de abonados

¿Conoces los efectos de los alimentos ultraprocesados?

Conoce lo que comes. No te dejes engañar.

  • 1
  • FEB

Evita los ultraprocesados

Te enseñamos cómo sustituir los ultraprocesados por comida (de verdad).

La mayoría de tendencias en nutrición están enfocadas a llevar cada vez una alimentación más saludable. Sin embargo, muchas personas no saben cómo diferenciar un producto verdaderamente saludable de uno engañoso. Si te fijas en la compra que hacen las familias encontrarás carnes procesadas, alimentos precocinados, zumos envasados, yogures azucarados, cereales refinados y barritas energéticas, entre otros. De vez en cuando, incluirán algún tipo de legumbre en una cantidad que ya consideran suficiente para considerar “saludable” su dieta, principalmente porque desconocen la calidad del resto de alimentos que han adquirido.

Los alimentos ultraprocesados son aquellos que incluyen ingredientes de baja calidad en su proceso de preparación, tales como:

  • Azúcar y sal.
  • Grasas saturadas, grasas trans.
  • Antioxidantes, conservantes y estabilizantes.
  • Colorantes y potenciadores de sabor.

Estos alimentos están repletos de ingredientes industriales y poco o nada de alimento real. El consumo de los ultraprocesados perjudica a tu cuerpo ya que son alimentos que mal nutren. Es decir, después de consumirlos te puedes sentir satisfecho, pero es una sensación irreal ya que en realidad producen un aumento en los niveles de azúcar en sangre, lo que da un efecto de bienestar que se acaba a corto plazo.

El objetivo de los ultraprocesados es que sean duraderos, apetecibles y rápidos de consumir, creando así una dependencia hacia ellos.

 

¿Cómo te puede afectar el consumo frecuente de estos alimentos en tu salud?

Hay diversos estudios que demuestran que a mayor consumo existe un mayor riesgo a desarrollar enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión, hipercolesterolemia, etc. por la cantidad de azúcar, sales, grasas refinadas y aditivos que ingiere tu cuerpo.

Estos “alimentos” son conocidos por:

  • Aumentar el riesgo de obesidad por su nivel hipercalórico.
  • La falta de nutrientes esenciales para tu cuerpo como vitaminas, minerales y fibra.
  • Crear dependencia al azúcar.

Si quieres ser más consiente de lo que comes, cuando vayas a la compra dedica un poco más de tiempo y lee los ingredientes de cada producto. Los ingredientes más comunes en los ultraprocesados son:

  • Azúcar: maltosa, azúcar moreno, jarabe de maíz, caña de azúcar, miel, jugo concentrado de fruta, fructosa, jarabe de maíz, caña de azúcar natural o ecológica, etc.
  • Sal: cloruro de sodio, sodio, glutamato sódico, fosfato disódico, benzoato sódico, bicarbonato sódico, etc.
  • Grasas trans, grasas saturadas.

 

¿Qué puedo hacer si quiero comer sano?

No pasa nada si te comes una pizza, una hamburguesa o unas patatas fritas una vez por semana. El problema empieza cuando esto es tres o cuatro veces por semana. Aquí te dejamos unos consejos para que empieces a cuidar tu alimentación:

  • Lee bien los etiquetados de lo que compras, y compra más comida real.
  • Compra más en mercados que en grandes superficies. No te dejes engañar, tan solo un 30 por ciento de lo que gastamos en alimentación se destina a alimentos frescos, el resto es alimentación ultraprocesada.
  • Sustituye tus postres dulces por fruta o yogures no azucarados, si lo haces durante varios días seguidos llegará un momento en que habrás cogido ese hábito y ni siquiera te apetecerán los dulces.
  • Sustituye tus cereales refinados y azucarados del desayuno, o galletas por versiones más saludables como copos de avena, muesli, o incluso por proteína como huevo, que te dará mayor saciedad y te aportará proteína de calidad.
  • Intenta que los carbohidratos que comas sean integrales (pan, pasta, arroz). Contienen más fibra, vitaminas y minerales, te saciarán más y te aportarán más nutrientes.
  • Sustituye la carne ultraprocesada (salchichas y carnicería de hipermercado) por carne de calidad de carnicería.
  • Sustituye los embutidos procesados como el salchichón o mortadela de paquete por embutidos de calidad como el lomo embuchado o el jamón serrano.
  • Sustituye las patatas fritas o snacks para picar por frutos secos crudos.
  • Sustituye los refrescos por agua, infusiones o zumos naturales.

 

Una buena alimentación previene muchas enfermedades, unida a la práctica deportiva es tu talismán para vivir más y mejor. ¡En GO fit trabajamos para cuidarte!

Publicado por:
  • Calabaza
  • Comer bien
  • Nutrición
  • Semillas chía
Relacionadas

Error