Accede al área de abonados

¿Cómo volver a entrenar y no morir en el intento?

Te contamos como recuperar el ritmo tras el parón veraniego

  • 15
  • SEP

Volver a entrenar es fácil si sabes cómo

El verano llega a su fin y deja paso a la temida rutina. Sin embargo, recuperar el hábito tras este paréntesis puede ser más fácil de lo que imaginas. ¡Nuestro equipo técnico te da las claves!

Para combatir el síndrome post-vacacional y el estrés que nos genera, los profesionales sanitarios y del ámbito de la psicología recomiendan incluir en nuestra rutina algo de ejercicio físico moderado. Sigue estos sencillos consejos para arrancar tu puesta a punto.

 

  1. Di no a la pereza

Empieza por programar y planificar un horario para hacer ejercicio. Los técnicos de GO fit recomiendan empezar a primera hora de la mañana para que la agenda no sea una excusa.

Pedir asesoramiento a los entrenadores te ayudará a involucrarte más con la actividad y evitar la flojera. Si necesitas estar acompañado, incorporarte a actividades grupales (ADAPTIV aqua, ADAPTIV bike basic, ADAPTIV pilates basic…) te ayudará a estar más motivado.

 

  1. Céntrate en lo importante

Comienza por ejercicios que tengan una intensidad baja-media. Recuerda que objetivo es ir adaptando nuestras articulaciones, ligamentos y sistema cardiorrespiratorio progresivamente hacia un nivel más intenso y regular de actividad. Es fundamental, en esta fase, seguir escrupulosamente los calentamientos y no olvidarnos de las rutinas de estiramiento y movilidad articular.

 

  1. Sé realista

Después de un período vacacional nuestra forma física decae o involuciona debido a que, generalmente, hacemos menos ejercicio físico, nuestros horarios son desordenados y, además, nuestra alimentación sufre cambios que suelen hacernos coger algo de peso. Con este panorama, es importante que evites ponerte objetivos demasiado ambiciosos: solo vas a conseguir frustrarte si no llegas a las expectativas creadas.

Tus intereses deben ser realizables, tanto en los días en semana en que vas a realizar ejercicio físico como en el tiempo que inviertes en cada sesión y la intensidad de ésta. Recuerda que ir consiguiendo tus metas contribuye a tu felicidad.

 

  1. Cambia el programa de entrenamiento

Iníciate en actividades menos intensas que las practicadas antes de vacaciones. Tu objetivo, al menos durante las primeras tres semanas, es acondicionar el físico. Combina el trabajo cardiovascular de intensidad media con actividades de fuerza-resistencia para poner a punto tus articulaciones y compensar las cadenas cinéticas.

Publicado por:
  • deporte
  • Salud
  • Wellness
Relacionadas

Error