Accede al área de abonados

Comida saludable, descanso correcto

Descubre los alimentos que te ayudarán a descansar

  • 15
  • MAR

La alimentación, clave para un correcto descanso

Pautas nutricionales para que nada estropee tu descanso

Un buen descanso tiene un papel importantísimo en nuestro bienestar y buen funcionamiento. Cuando le damos a nuestro cuerpo el descanso que necesita, mejoran nuestra capacidad intelectual y estado de ánimo y aumentan nuestros reflejos.

Sin embargo, cuando nuestras horas de sueño disminuyen, estos aspectos empeoran y se producen desequilibrios en los ritmos circadianos. Estos ritmos son conductas que siguen un ciclo diario, marcan el horario de nuestras comidas, la rutina de trabajo, el deporte y la hora de dormir.

Estos tips son básicos para conseguir un descanso de calidad: 

  • Mantener un horario regular para levantarnos e irnos a la cama.
  • Practicar ejercicio físico en la franja horaria habitual.
  • No hacer un uso excesivo de aparatos electrónicos que emiten gran cantidad de luz directa a los ojos antes de dormirnos.
  • Usar técnicas de relajación si nos cuesta más conciliar el sueño.

En cuanto a nuestra alimentación, debemos evitar las cenas copiosas o altamente especiadas, que favorecen la acidez y dificultan la digestión, así como aquellos alimentos que contienen nutrientes estimulantes como azúcar, cacao, té, café, o alcohol.

Lo ideal es elegir preparaciones sencillas al vapor o a la plancha e incluir aquellos alimentos que favorecen el sueño y el descanso en aquellas horas previas a irnos a la cama.  Sigue leyendo si quieres saber más sobre estos alimentos:

  • Frutas, cereza y el plátano: Las cerezas son una fruta rica en melatonina. Las podemos tomar frescas, formando parte de un licuado, o incluso desecadas y sin azúcar añadida cuando no sea la temporada.  El plátano, por su contenido en hidratos de carbono y fibra, nos sacia y nos aporta minerales como potasio, magnesio y triptófano. 

 

  • Cereales integrales como la avena. Posee vitaminas del grupo B, que favorecen un aumento de los niveles de melatonina. Además, la avena es una fuente de fibra soluble, lo que favorece la saciedad al tomarla en pequeñas cantidades.

 

  •  Frutos secos. Las nueces son ricas ácidos grasos saludables, proteína vegetal de alta calidad, fibra y minerales como el magnesio. Aumentan la concentración de melatonina al ingerirlas y gracias a su contenido en antioxidantes favorecen nuestra capacidad para combatir el estrés oxidativo. Puedes incluirlas en tu alimentación como merienda o un snack rápido.  

 

  • Lácteos: La leche es rica en calcio, fósforo, magnesio y vitaminas del grupo B, A y D. Además, entre sus aminoácidos se encuentra el triptófano. Todos estos nutrientes intervienen en la regulación del sueño. Si además la tomas caliente favorecerás aún más la inducción al sueño y a la relajación.

 

  • Legumbre, como los guisantes. El interés nutricional de este alimento se debe a su contenido en fibra y su procedencia vegetal. Al ser un alimento saciante, nos permite tomar un plato mediano y que nos sintamos llenos sin necesidad de repetir. 

 

  • Huevo.  El huevo es un alimento de alta riqueza proteica. Contiene todos los grupos de vitaminas excepto la C, y micronutrientes como fósforo, zinc, hierro y yodo. Es recomendable que lo acompañemos con una fuente de verduras para aumentar la cantidad de fibra del plato.

 

  • Infusiones relajantes. Son aquellas que contienen valeriana, melisa, lavanda, pasiflora… Reducen la ansiedad, mejoran la calidad del sueño y tienen propiedades diuréticas.

Las necesidades de sueño de cada persona varían, aunque una media de 7 a 8 horas será suficiente para conseguir un buen descanso. Alimentación y descanso están unidos, si llevamos una alimentación saludable, esto favorecerá un sueño reparador. Por otro lado, un descanso suficiente, nos ayuda y nos anima a alimentarnos mejor y entrenar de forma más eficiente.

¡Vive más y mejor con GO fit!

 

Publicado por:
  • Comer bien
  • Descanso activo
Relacionadas

Error